El sector privado tiene la responsabilidad y una oportunidad, en eso la mirada Water Positive va en la línea correcta

En el Día del Water Positive, que se celebra en el marco del Día internacional de la lucha contra la Desertificación y la Sequía declarado por la ONU, se realizó en Chile el encuentro “Hacia un futuro regenerativo” en el que participaron representantes de 4 empresas, que profundizaron en soluciones para reducir la huella hídrica de sus operaciones.

 

 

En el Día de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía, declarado por la Organización de Naciones Unidas, también se celebra el día del “Water Positive”, iniciativa que busca que las empresas entreguen más agua de la que consumen a las cuencas en las que operan mediante un sistema similar a la “carbono neutralidad”, pero con un resultado neto positivo.

En Chile, bajo la convocatoria de Acciona, ACADES y CLG Chile, reflexionaron sobre el tema representantes del mundo privado y empresas como Kilimo, AB inBev y Anglo American.

 

“La mirada del Water Positive va en la línea correcta de la situación que estamos viviendo. El sector privado creo que tiene la responsabilidad y también una oportunidad -respecto a que a veces el sector público va un poquito más lento- a adelantarse, hacer los cambios y adaptarse. Además, debemos darle importancia a la tecnología, que es clave para poder tener otra fuente más allá de lo que es eficiencia o adaptación que podamos los actores estar implementando”, manifestó Gonzalo Acevedo, jefe de proyectos de sostenibilidad de Anglo American.

 

“A nivel de empresas, hay que ser lo más eficiente posible en los procesos productivos, y si llego a un límite, en que no puedo seguir ahorrando agua, sí puedo colaborar y hacer esfuerzos para que en otros lugares donde hay escasez de agua, yo con mi empresa pueda aportar”, agregó Carlos Foxley, presidente de ACADES. El llamado se hizo de manera transversal a todas las industrias, destacando también la relevancia de la agricultura en este desafío. “El sector agrícola también tiene una enorme oportunidad de reutilizar agua y aumentar superficies de cultivo mediante la desalación”, explicó el gerente de desarrollo de negocios de agua de Acciona, Waldo López.

 

El encuentro estuvo marcado por la participación de la climatech Kilimo que aportó con su know-how y red en toda Latinoamérica para optimizar el uso del agua en proyectos con foco agrícola. “Vemos una gran oportunidad y una responsabilidad de todos los actores para acercarles más que una solución hídrica, proyectos de acción climática que los involucren y acompañen en su transición a modelos de riego cada vez más eficientes. Esta acción coordinada con agricultores y empresas de todos los sectores, bajo el propósito de lograr un futuro con agua disponible, permite abordar el problema de la escasez hídrica de forma integral y escalable”, agregó Andrea Ramos, vicepresidenta de adaptación climática de Kilimo.

 

“Uno de nuestros principales insumos es el agua, y en ese contexto, siendo los mayores productores de cerveza del mundo, eso puede generar impactos, por lo que debemos adaptarnos. En ese sentido, desde el 2017 tenemos como línea de base reducir en un 40% la cantidad de agua que usamos en nuestros procesos, lo que nos permite sostener un negocio más resiliente en el futuro”, concluyó José Antonio Alonso, gerente de asuntos corporativos de AB inBev.

 

También podría interesarte: